Vale la pena?

Me llevo preguntando todo el día si vale la pena intentar tener a todo el mundo contento, dejando de lado nuestras propias ideas; y me lo pregunto porque a veces da la sensación de que hagas lo que hagas no puedes tener contento a todo el mundo. Entonces, ¿no es mejor hacer lo que cada uno quiere y no lo que quieren los demás? 

Cada vez estoy más convencida de que es una pérdida de tiempo intentar satisfacer a todos porque al final siempre quieren más y llega un momento que no puedes más, explotas y empiezas a culpar a todos. Por eso, creo que si hacemos lo que nos sale de "dentro" acabaremos más satisfechos con nosotros mismos y, a la larga, esto se verá reflejado en nuestro día a día, mientras que si nos guiamos por lo que creemos que quieren los otros acabaremos frustrados y amargados. 

Bueno, a lo mejor sólo estoy divagando, pero necesitaba soltarlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario